Nuevos aportes del CNEA a la industria azucarera y la electromedicina

El Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA) de la Universidad de Oriente, celebra el año conmemorativo de su 20 aniversario de fundado, con el desarrollo de nuevas investigaciones científicas. Estas búsquedas tienen un carácter transdisciplinar y multisectorial, ya que vinculan los efectos de los fenómenos eléctrico y magnético, con la producción del azúcar y el tratamiento de rehabilitación o quirúrgico de pacientes, a través de los equipos electromédicos.

En una reciente visita al Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado, conversé con los profesores: Dr.C. Guillermo Ribeaux Kindelán y MSc. Douglas Deás Yero; quienes no sólo se vinculan a la docencia y otras actividades del pregrado, sino que han logrado implementar varios trabajos de posgrado, gracias a los convenios académicos y científicos que mantiene el CNEA: al interior de la Universidad con 6 facultades, el CENPIS y el CBM y, en el perímetro de la provincia Santiago de Cuba, con el grupo AZCUBA -anterior Ministerio del Azúcar-; los hospitales: Dr. Juan Bruno Zayas, Dr. Saturnino Lora y Dr. Joaquín Castillo Duany; y el Centro de Control Estatal de Equipos Médicos (CCEEM); entre otros.

El profesor Ribeaux realizó su tesis doctoral sobre la aplicación del campo magnético estático en el proceso de la cristalización de sacarosa en solución. La investigación partió de una necesidad que presentan, varios centrales azucareros del país, de lograr una mejor calidad en el producto final que se comercializa, a partir de los siguientes indicadores: color, tamaño, presencia de partículas ferro magnéticas y humedad, entre otros. En el central América Libre se había detectado una irregularidad referida a la uniformidad de la distribución granulométrica y, en consecuencia, todo el producto no se podía vender como azúcar de alta calidad, me comenta el Dr.C. Guillermo Ribeaux Kindelán.

En la industria azucarera hay un proceso que se denomina “semillamiento”, o sea, diminutos granos de azúcar que son introducidos en los tachos para propiciar la cristalización de la masa. Al realizar algunas pruebas, aplicando el campo magnético estático, se diagnosticó un retardo del proceso de nucleación de la sacarosa, lo cual es favorable, porque permite una mayor uniformidad en la distribución granulométrica. ¡Ahí está el impacto de esa investigación, que se traduce en la metodología de la Norma de la preparación del Cristal 600! Aquellas muestras, en que la semilla se obtuvo bajo el tratamiento electromagnético, alcanzaron una mayor uniformidad y calidad. Al tomar un cristal de tamaño industrial, y hacerlo crecer en presencia del campo magnético, logramos velocidades superiores de crecimiento de ese cristal, entre un 10 y un 27 %.

Los trabajos de laboratorio se realizaron en colaboración con el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Materiales de la Universidad de La Habana, la Universidad de Estudios La Sapienza, y el Instituto de Estructura de la Materia, estos últimos, ubicados en Roma, Italia. El Dr. Ribeaux continúa la segunda etapa de su investigación con soluciones impuras, en condiciones más cercanas a las industriales, de modo que estos resultados se puedan implementar en el Central América Libre y otros que presenten las mismas dificultades.

Otra de las investigaciones que se desarrollan, actualmente, en el CNEA, está orientada a la introducción en Cuba de una Norma, la 60601-1-2:2011, de acuerdo con el Comité Electrotécnico Internacional (IEC, por sus siglas en inglés), que determina los límites de seguridad de los equipos electromédicos referente a la compatibilidad electromagnética (EMC, por sus siglas en inglés). El aumento, en los últimos años, de la tecnología electrónica en hospitales y salas de rehabilitación, por el uso de equipamientos terapéuticos, quirúrgicos, de diagnóstico o soporte vital, ha traído como consecuencia la aparición de fenómenos indeseados, como la interferencia electromagnética en equipamientos electromédicos. El MSc. Douglas Deás Yero ha comenzado su trabajo de evaluación y medición de los patrones de radiación, basado en las normas de compatibilidad electromagnética, en las salas de rehabilitación, donde son comunes los equipos de diatermia y microondas, láser y magnetoterapia; también en los salones de operaciones, donde concurren varios equipos electromédicos.

En cuanto al equipo de diatermia, diseñamos un protocolo de medición para estudiar la radiación de campo eléctrico hacia el exterior de los electrodos. Estos electrodos de diatermia se ubican en dos posiciones: transversal y longitudinal, y se aprecia que uno de ellos produce mayor radiación hacia el exterior. En consecuencia, hay zonas dentro de las salas de rehabilitación, donde los niveles de radiación están por encima de lo permisible por algunas normas. Dentro de los hospitales y, específicamente, en los salones de operaciones, estamos investigando los patrones de campo electromagnético que produce el electro bisturí, para evitar las interferencias con otros equipos necesarios en el proceso quirúrgico, como el monitor de signos vitales y el ventilador pulmonar. 

Otra etapa de la investigación del MSc. Deás Yero se orienta a la simulación y medición de la radiación de equipos electromédicos, para determinar cuáles son los parámetros de campo eléctrico y campo magnético que deben existir, en busca de la protección de los trabajadores en su ambiente laboral, y de los pacientes.

Como es posible constatar, en este 20 aniversario del Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CNEA), sus profesores e investigadores apuestan tiempo y esfuerzo por demostrar novedosas aplicaciones del electromagnetismo, que generen desarrollo científico, académico e industrial para la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>