Frank País en la Universidad de Oriente

Solicitud de matrícula de Frank País

Frank País es una de las personalidades cimeras de la revolución cubana. Su protagonismo en la guerra de liberación ha dejado una huella imborrable en la memoria de sus compatriotas.

El período de Frank País como estudiante de la Universidad de Oriente fue muy importante en su vida, pero sus vínculos con el alto centro docente tenían antecedentes: había estado presente durante la Jura de la Constitución, en el mitin en defensa de la autonomía universitaria efectuado el 6 de noviembre de 1952, en la velada que se organizó en la Universidad en conmemoración del 27 de noviembre , donde denunció la actitud de los politiqueros que se prestaban a la farsa electoral y reiteró “…el deber contraído por la nueva generación: defender los postulados de Martí y prepararse para hostigar al tirano por la vía armada”.1 Participó también en la Segunda Asamblea Nacional de Estudiantes Secundarios de Cuba, que sesionó en el recinto universitario.

Cuando Frank País ingresa en la Universidad de Oriente ya atesoraba experiencias en las luchas estudiantiles, protagonizadas por alumnos de los centros de Segunda Enseñanza de Santiago de Cuba. El joven, que había nacido el 7 de diciembre de 1934, coincidiendo con el 38 aniversario de la caída en combate de Antonio Maceo, desde temprana edad expresó sentimientos humanos y patrióticos, que habían sido cultivados en el hogar, de profunda formación cristiana. Frank se preocupaba entonces por el acontecer de la Nación. Así, ante el golpe de estado del 10 de marzo, estuvo dispuesto a enfrentar el régimen de facto y, desde la dirección de la Asociación de Alumnos de la Escuela Normal, e integrándose a diversas organizaciones oposicionistas como Triple A, Acción Libertadora y Movimiento Nacional Revolucionario, intentó encaminar sus luchas revolucionarias.

Graduado de la Escuela Normal, el 6 de julio de 1953, Frank País fue un consecuente defensor de los jóvenes que protagonizaron los acontecimientos del 26 de julio, y desempeñándose como maestro del Colegio El Salvador y alumno de la Universidad de Oriente, continuó su bregar revolucionario con la creación de organizaciones como Acción Revolucionaria Oriental y Acción Nacional Revolucionaria. Al producirse las elecciones para la dirección de la FEUO fueron electos Jorge Ibarra Cuesta y José Tey Saint-Blancard, como presidente y vicepresidente, respectivamente. Como se ha señalado, Frank País “…no aspiró a la máxima responsabilidad. No contaba tampoco con mucho tiempo -el magisterio y su labor revolucionaria reclamaban una gran parte – y sabía que estaba en manos de compañeros con sus mismos ideales y tesón de lucha”.2

Sin embargo, esto no significaba que fuera menos el protagonismo de Frank País en la Universidad. Se integró al claustro de profesores de le Escuela Obrera Rafael María de Mendive, mostró sus inquietudes sociales en la visita al Realengo 18, sobre lo que escribió el valioso testimonio “Cinco estudiantes y el monte”,3 y fue uno de los oradores en el acto conmemorativo del 7 de diciembre de 1953. Cuando en junio de 1954, se produjeron los acontecimientos del derrocamiento del gobierno guatemalteco de Jacobo Arbenz, se opuso a la acción organizada por el imperialismo y la reacción, y se trasladó a La Habana, en compañía de Jorge Ibarra, con la disposición de marchar en defensa del gobierno legítimo de Guatemala. Posteriormente, junto a otros jóvenes, envió una carta exigiendo a la dirección universitaria que esclareciera sus posiciones respecto al hecho golpista en el país centroamericano.

En ocasiones se ha interpretado que Frank País no continuó sus estudios en la Universidad porque fue sancionado por aquellos hechos, pero se ha demostrado4 que en realidad su salida, como la de profesor del Colegio El Salvador, se debió a las responsabilidades que desempeñaba en la lucha revolucionaria, como dirigente nacional del Movimiento 26 de julio.

Notas:

1 William Gálvez: Frank: Entre el sol y la montaña, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2006, p. 96.

2 Ibíd., p. 92.

3 Se publicó originalmente en la revista El Mercurio, en junio de 1954. Vid. Caridad Miranda: Trazos para el perfil de un combatiente, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 1983, pp. 163-179.

4 Recomendamos también la lectura del texto de la profesora Isabel Villarrubia: “El verdadero resultado del expediente disciplinario seguido a Frank País en la Universidad de Oriente”, en El Cubano Libre, suplemento del periódico Sierra Maestra, 4 de diciembre de 2004, p. 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>